El uso del código QR aplicado al arte.

Pasados unos días la resaca post-feria, llega el momento de hacer balance de lo acontecido en la semana grande del arte contemporáneo en España. En mi caso, me gustaría centrarme en esos pequeños códigos que de vez en cuando, durante la feria ARCOmadrid, mi ojo captaba cual fugaz destello. Sí, me refiero a los códigos QREste código que fue creado con una funcionalidad industrial, para hacer seguimiento, por ejemplo, a paquetes dentro de una línea de producción, pasó después al ámbito de la publicidad prometiendo grandes expectativas. Sin embargo, su uso todavía estar por consolidarse y son muchos los que opinan que pasará de moda. Realmente, son muy pocos los usuarios que los escanean, según Enrique Dans, experto en nuevas tecnologías; y confirmado además por la experiencia de todos los que, aún teniendo un smartphone, no les genera suficiente reclamo como para escanearlo. Pero, ¿cuál es su aplicación al arte contemporáneo?

Por ejemplo, en el 2011 tuvo lugar en Vannes (Francia) una exposición en el Palacio de las Artes donde diversos artistas internacionales modificaron códigos QR para generar obras de arte. En este vídeo podéis ver algunos de los resultados obtenidos:

Asimismo, otros artistas lo han aplicado a otras disciplinas artísticas como el street art o la moda. Y hasta existe el primer sello de correos con un vídeo incorporado a través de un  código QR. Se trata del sello de Granada que nos enlaza a un vídeo sobre La Alhambra, uno de los monumentos más visitados de España. tumblr_lp55u31qvG1r0g4imo1_1280 tt Y como no, hoy día existen agencias de publicidad que se encargan de darle a nuestro código QR una imagen única y que quiere ir más allá de la tradicional vista como código de barras. Nombre Pero, volviendo al tema que nos ocupa, su uso durante la feria ARCOmadrid, ante todo, buscaba reflejar una imagen de modernidad y tratar de acercarse al visitante más tecnológico. A mayores, y como en el resto de sectores, evitaba al usuario tener que introducir una url para acceder a la información, y con ello, acercarle el contenido de manera más rápida y directa. Pienso que el hecho de que la organización de la feria suministrase a todos los galeristas pegatinas con un código QR, revela un interés por ofrecer la información de una manera diferente y por ir de la mano de la tecnología. Es un esfuerzo a tener en cuenta en un momento donde se busca la sobriedad como receta segura para salir de la crisis.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sin embargo, paseando por la feria, resultó evidente que fueron pocas las galerías que se sumaron a la iniciativa sugerida por ARCO. El contenido que se encontraba el visitante cuando escaneaba el QR era un pdf con información sobre el artista que la propia galería había seleccionado para esta propuesta. Iniciativa por la que muchos no apostaron a pesar del potencial que pienso todavía albergan – el mismo código puede colorearse y otorgarle una determinada forma (¿qué tal un logo de ARCO quizás?), se le puede añadir un componente marcadamente multimedia y dotarle de contenidos verdaderamente exclusivos-.

Otros, en su lugar, escogieron precisamente el uso del QR como su imagen diferenciadora en la feria. Este era el caso del stand de masdearte.com, uno de los portales online líder en noticias de arte contemporáneo. Su propuesta consistió en ofrecer al visitante a la feria cuatro recorridos que podían descargarse a través de los cuatro códigos QR que se podían ver en su stand -disponibles también en papel, no vaya a ser-.

la foto (34)

Los recorridos oscilaban según públicos (recorrido con 19 obras aptas y atractivas para los más pequeños), temática (descubriendo creadores turcos representados por las diez galerías llegadas del país a la feria), tiempo (recorrerla en 60 minutos aproximadamente) y economía (conociendo algunas de las obras más asequibles que podían adquirirse en la feria por menos de 2.000 euros). 

Otro caso reseñable fue el stand del Espacio Telefónica y alguna que otra galería de la sección opening, que desarrolló sus propios códigos QR específicos para la ocasión (Jacqueline Martins Gallery). Sea como fuere, el potencial del uso de estos peculiares códigos de barras en el arte aún está por explotarse y sobre todo, difundirse. Y a ti, ¿qué te gustaría descubrir a través de un código QR?

la foto (33)

Stand del Espacio Telefónica en ARCOmadrid

About these ads

4 pensamientos en “El uso del código QR aplicado al arte.

  1. Pingback: Códigos QR: Una herramienta, diferentes usos en el sector cultural. | LA CULTURA CRÍTICA

  2. Qué interesante, Marta. El mismo viernes de ARCO, comentábamos en Arte y Un Café lo poco útiles que resultaban los bidi en la feria, mientras que la gente escaneaba directamente la cartela de las obras, porque daba la información que los visitantes a ARCO buscaban en realidad, y no una separata en pdf del catálogo de la feria. Lo extraño es que las galerías no optaron por usar esta herramienta con fines comerciales, poniendo sus propios QR con la información que ellos sí deberían estar dando de cada obra, y no la proporcionada por ARCO. El año que viene veremos cómo se ha avanzado en este campo. Saludos!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s